viernes, 22 de mayo de 2009

¿Es BI una aplicación de Informática?

A menudo nos preguntamos si el concepto de Inteligencia de Negocios es algo que le pertenece a los departamentos de Informática y si es algo que les corresponde a ellos introducir y vigilar. Pues déjenme decirles que no. Ciertamente la información es generada por aplicaciones informáticas y alojada en equipos de cómputo y muy posiblemente se requiera del soporte de los departamentos de sistemas para utilizar las herramientas; y esas herramientas son “informáticas”. Si. Pero el concepto de BI va más allá de la herramienta. Tiene que ver más con el fin último de ayudar a convertir estrategias en planes, a darles seguimiento, a mejorar la toma de decisiones, a involucrar todos los niveles de la empresa, a optimizar los procesos y a optimizar el desempeño. Vaya ¡a ganar más dinero! ¡Punto!.

Sería como decir que la Contabilidad o la Facturación son aplicaciones de Informática solo porque utilizamos programas de cómputo para operarlas.

En todo proyecto de BI, sea para un departamento, una división o la empresa entera, es necesaria la dirección por parte de la cabeza del grupo y la intervención de todos los involucrados.

¿Qué requiere soporte, guía y capacitación? Ah bueno, para eso estamos nosotros: ¡Contáctenos!

QUBICOS: Mejores decisiones de negocios.

miércoles, 20 de mayo de 2009

¿Para quién es BI?

El concepto de Inteligencia de Negocios no es nuevo. Herramientas para construcción de bases de datos relacionales y lenguajes SQL fueron desarrollados hace más de dos décadas, e intentos para obtener información coherente y significativa para toma de decisiones se han hecho desde entonces. En un principio las herramientas eran limitadas y accesibles por su precio solo a grandes empresas, las Fortune 500 y otras por el estilo.

Pero, como toda herramienta tecnológica, el paso de los años ha incorporado jugadores en el mercado que han logrado “democratizar” el tema y ponerlo al alcance de prácticamente cualquier empresa con información alojada en diversas bases de datos.

La entrada de Microsoft a esta especialización, por la puerta grande, le da la capacidad a millones de pequeñas y medianas empresas de aprovechar los beneficios de las herramientas de Inteligencia de Negocios, aprovechando gran parte de la infraestructura informática con la que ya cuentan. SQL Server se ha convertido en un poderosísimo motor de datos con servicios de Análisis (OLAP), reporteo e integración (de datos de diversas fuentes). Al integrarse para el despliegue de la información a herramientas como Office, en su nivel básico, o de Share Point en el aspecto colaboración y trabajo en grupo y a PerformancePoint (sus elementos ahora incluidos en SharePoint Server), pone al alcance de cualquier organización los beneficios de explotar la Inteligencia de Negocios.

Entonces, ¿para quién es? Para todo aquella organización que desee ir un paso más allá con su información.

Qubicos: Mejores decisiones de negocios.

viernes, 8 de mayo de 2009

Tomar decisiones

Tomar decisiones no es cosa sencilla. Quienes tienen o han tenido puestos de dirección saben cuán difícil es. Decidir implica perder todas las opciones no elegidas, y hay que hacerlo -- con mucha frecuencia -- sin tener toda la información al respecto. Al final, varias de esas opciones pueden resultar mejores que la que se eligió y hay que apechugar con el costo.

Antes de tomar una decisión usted tuvo que definir un camino y un criterio previamente. Definimos objetivos, establecemos estrategias y determinamos indicadores que nos permitan rápidamente darnos cuenta primero, de cómo vamos contra los objetivos; pero, aun más importante, debemos poder encontrar como nos estamos desempeñando contra nuestra estrategia.

OK, tenemos objetivos, estrategias, e indicadores clave (KPI). Ahora necesitamos poder ver la información generada de nuestra operación en una manera que permita oportunamente -- y oportunamente siempre significa ¡ya! -- lo que necesitamos saber para medir avances y desviaciones.

Sin embargo, no siempre la forma en que nuestras aplicaciones informáticas, nuestros sistemas tradicionales, presentan la información o los indicadores que queremos, nos permite ver lo que necesitamos y de la manera en que lo necesitamos.

Las condiciones del entorno cambian día a día y los detalles que necesitamos saber también, así como el punto de vista desde el cual queremos verlos; pero nuestros sistemas no. Los reportes y consultas usuales en los sistemas de aplicación han sido definidos con propósitos generalmente operativos y para responder preguntas que ya fueron planteadas anteriormente y a las que se les da seguimiento de acuerdo a las condiciones que determinaron su definición originalmente (y eso pudo haber sido hace mucho tiempo).

Mas no necesitamos forzosamente nuevos sistemas. Si la información que necesitamos está ahí, pero presentada de una forma que no necesariamente es la que requerimos en un momento determinado, existen herramientas (de Inteligencia de Negocios) para explotarla de la forma en que más nos convenga; cambiar su presentación -- reportes, graficas, dashboards, tableros de comando, semáforos -- según las necesidades vayan cambiando.

No importando la fuente o el origen de los datos, podemos crear Almacenes de Datos (Datawarehouses) que combinen, arreglen, clasifiquen y presenten la información de nuestra operación en una forma que satisfaga los requerimientos de la situación -- del momento -- sea usual o sea extraordinaria.

Lograr que información que es táctica o estratégica sea generada, y vuelta a generar, ordenada, y vuelta a ordenar, descubierta, y vuelta a descubrir, a partir de los procedimientos operativos normales es posible con herramientas apropiadas de Inteligencia de Negocios.

Qubicos: mejores decisiones de negocios.

Seguidores

Contribuyentes